Danza árabe: beneficios físicos y emocionales

danza_arabeLa preocupación femenina por mantener un cuerpo proporcionado y un buen estado físico se ve muy beneficiado producto de bailes tan atractivos como la danza árabe. A toda edad es posible practicar este baile y disfrutar de los múltiples beneficios que entrega a nuestro cuerpo y a nuestra estabilidad emocional.

Bailar es una de las formas de expresión más liberadores y reconfortantes, dejar que tu cuerpo se mueva al ritmo de la música te permite, entre otras cosas, liberar energía acumulada, quemar calorías y mejorar la elasticidad de tu piel.

En una época en que el estrés debido a las compras y del cierre de año mantienen a muchos al límite de sus nervios, encontrar alternativas que te permitan momentos de relajo es muy difícil. En este aspecto, la danza árabe, una de las más antiguas del mundo, se vuelve un aporte fundamental.

El beneficio físico que conlleva practicar danza árabe tiene relación con todo lo que implica la actividad física, sólo que a diferencia de otros bailes, más activos y con movimientos rígidos, no se corren riesgos en las articulaciones ya que no se sobre-exige a las rodillas por ejemplo. Se trata de un ejercicio básicamente del abdomen y la cintura en donde se trabaja desde adentro hacia afuera permitiendo trabajar internamente la zona del abdomen.

Danza árabe, más allá del ejercicio físico

Lo primero que debes tener en cuenta es que no necesitas una anatomía “perfecta” para practicar este baile. Históricamente la danza árabe, y danza del vientre, se ha asociado a mujeres atractivas, que derrochan sensualidad y destreza para mover armónicamente sus extremidades. Sin embargo es esto precisamente lo que hace de este baile una oportunidad ideal para mejorar tu autoestima.

La danza árabe te permite sacar a flote toda la sensualidad que se encuentra en cada mujer. El trabajo va más allá de la destreza física que, dicho sea de paso, se adquiere con el tiempo a medida que avanzas en tus clases.

Se trata de una ocasión especial para incursionar en lo que escondes, esa sensualidad oculta que muchas creen no poseer. Además, la danza árabe permite que las mujeres empiecen a ver su cuerpo de otra manera logrando aceptarlo tal como es, se sienten más femeninas y es una manera efectiva de liberar tensiones.

Este baile también es muy recomendado en mujeres embarazadas, los movimientos de abdomen permiten que luego del parto se recupere con facilidad la elasticidad de la piel. Por lo mismo también es bueno seguir practicándola.

,

No comments yet.

Deja un comentario